En el Día Internacional contra la trata y explotación sexual tenemos que ser más conscientes que nunca de que este es un grave problema que nos afecta desde hace muchos años y que no podemos seguir permitiendo que tantas vidas queden marcadas por esta  violencia.

Es importante concienciar, visibilizar y dejar claro que no podemos permitir más desidia por parte ni de los gobiernos ni de la sociedad y que esta lacra debe ser erradicada, abordando y previniendo de una vez por todas las diversas vulnerabilidades que la propician, entre ellas los abusos y violencias sexuales en la infancia y/o adolescencia.

Estas son mis palabras concedidas a RNE: