Los traumas infantiles no son algo que se puede superar con solo crecer. La pediatra Nadine Burke Harris explica que el estrés constante causado por el abuso sexual, el abandono y los padres que sufren de una enfermedad mental o son drogodependientes, tienen efectos reales y tangibles en un cerebro en desarrollo. Esto es algo que se arrastra durante toda la vida, hasta el punto de que quienes han experimentado altos niveles de trauma tienen tres veces más riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y cáncer de pulmón. La charla es un apasionado llamamiento para que la medicina pediátrica haga frente a la prevención y al tratamiento del trauma, de frente.

Su trabajo obliga a reexaminar, por parte de del stablishment de la salud, la relación de los factores de riesgo sociales y la enfermedad, defendiendo las intervenciones médicas activas para contrarrestar el impacto fisiológico perjudicial de estrés.

 

 

Fuentes: TED Ideas worth spreading , Libertad emocional