Sinceramente la película me ha producido un tremenda convulsión interna. He llorado a raudales mientras la visionaba, puesto que me ha reportado a tantas ocasiones vividas en el pasado, que por momentos me parecía seguir estando allí, en esa situación de prostituida. Me ha removido por dentro, es verdad. Pero también me ha hecho reforzar mi propia identidad como superviviente y como testimonio, al igual que tantas mujeres, del mundo de la prostitución, desde dentro y una vez fuera de él.

Las sensaciones y situaciones vividas por Evelyn, las conversaciones, hasta el tono de voz del proxeneta y de su mujer me son tan familiares! La repulsión, la impotencia, la rabia, la ira, la tristeza y desolación que se sienten cuando estás en estas situaciones no pueden explicarse. La película me ha parecido acertada, realista y veraz. Podía sentir hasta los olores del ambiente, de los hombres, de los horrendos vasos de wisqui con los que tienes que sacar copas para que incremente el importe a pagar. La temida frase “vamos chicas, se acabo el descanso que hay que empezar a trabajar”. Las mesas donde comen y el ruego al destino para que en las próximas horas no venga nadie y no tengas que seguir ese día. El tono del teléfono cada vez que llamaba “un cliente” y escuchabas como te describía justamente a ti, cuando el proxeneta elige la chica que mejor va a encajar con las peticiones del prostituidor. O cuando entra con el hombre en la habitación de Evelyn, por ser la nueva. Ser la nueva implica que te prueben casi todos, proxenetas incluidos, como ofrenda especial al cliente para mantener su fidelidad. La dignidad que pierdes cuando eres prostituida, la poca que ya te queda cuando sales es lo mas difícil de recuperar, puesto que en tu interior, al no haber ayudas de reinserción a ningún nivel por parte del estado, por parte de casi nadie, dificultan mucho la recuperación de tu vida y sobre todo de ti misma, porque gran parte de ti se perdió en cada uno de esos momentos vividos y te toca recomponerte totalmente sola y sinceramente, es muy difícil.

 

  • Año2011
  • País: España
  • Directora: Isabel de Ocampo
  • Reparto: Cindy Díaz, Adolfo Fernández, Ari Saavedra, Agnes Kiraly, Guadalupe Lancho, Pilar Ordóñez, …